Arte

Fallece Ángel Loochkartt, maestro del expresionismo caribe

El artista barranquillero, uno de los gigantes del expresionismo en Colombia, falleció el pasado 7 de noviembre en la Clínica Marly de Bogotá por problemas respiratorios. 

Tomado de El Heraldo de Barranquilla – CULTURA| 08 de Noviembre de 2019

“Yo pinto para ser libre, es decir, para no estar solo”.

Las artes en Colombia están de luto por el fallecimiento de Ángel Loochkartt, el pintor de la noche.

Este artista barranquillero, de 86 años, que se describía a sí mismo como  “un pintor lunar” por darle vida y movimiento con sus trazos a figuras nocturnas y concupiscentes, murió ayer a las 6:10 de la noche en la Clínica Marly, donde estaba internado por su delicado estado de salud.

El artista fue trasladado a la Unidad de Cuidados Intensivos desde el miércoles por una bronquitis que se agravó hasta afectar su sistema pulmonar.

Su hija, Saskia Loochkartt le informó a este medio que el pintor presentó una “falla respiratoria”, que ocasionó su muerte.

“Su legado artístico es para Colombia y Barranquilla, su tierra adorada”, manifestó.

Ángel Loochkartt fue uno de los artistas plásticos más importantes de Colombia.

Nació el 19 de mayo de 1933 y su descendencia es como la de muchos otros que echaron raíces en esta tierra de libres.

En el Siglo XIX, uno de sus familiares, capitán de navío holandés desembarcó en la ciudad con su esposa inglesa procedentes de Curazao.

Realizó sus estudios en la Escuela de Bellas de Artes de la Universidad del Atlántico, en dibujo, pintura, grabado, pintura paisajista, Humanidades e Historia del Arte.

En  1957, ingresó a la Academia de Bellas Artes de Roma y se especializó con el maestro Ferruccio Ferrazzi en las técnicas de pintura muralista, con Granco Gentillini en pintura de caballete y con Niño Macan en grabado.

Parte de su carrera la desarrolló en Europa,  donde recorrió con sus obras importantes galerías del arte mundial.

En su regreso a Colombia expuso su serie Variaciones Lunares y más tarde, en el año de 1971, integró el departamento de Bellas Artes de la Universidad Nacional donde ejerció como docente en las disciplinas de Dibujo, Color, Pintura y Composición.

Loochkartt participó en más de 55 exposiciones nacionales e internacionales. Algunas de sus obras más emblemáticas se encuentran en importantes colecciones y museos. En sus últimos años se dedicó a enseñar en talleres privados.

Su obra enmarcada en la figuración expresionista es una oda al movimiento y la composición con estallidos de color en los que el cuerpo humano expresa sus más profundas pasiones.

Durante los años sesenta, Loochkartt inició una febril exploración sobre la noche.

Estas figuras coloridas y luminosas, de gran poder erótico, le llevaron a crear una estética, que en ocasiones, le acerca, según expertos, al magnánimo universo de Goya.

Sus series urbanas sobre transexuales, prostitutas, mendigos y el Carnaval de Barranquilla ponen en su arte el sello de la noche, el mismo que le identifica como uno de los gigantes del expresionismo en América Latina. 

El artista recibió el Primer Premio en el Salón Nacional de Artistas de Colombia de 1986, la Mención de Honor en el Festival de Arte Azuza, California (U.S.A., 1961), la Medalla al mérito de la Fundación Leonardo Da Vinci (Bogotá, 1977), el Premio Cristóbal Colón, Planetario Distrital (Bogotá, 1986, el Premio Vida y Obra 2011 de la Secretaría de Cultura de Barranquilla y el homenaje central del Carnaval de las Artes de Barranquilla, 2013.

Al cierre de esta edición sus familiares no habían definido la fecha exacta en la que se celebrarán sus honras fúnebres.

Obra ‘Eros cabalga’, de Ángel Loochkartt.
Obra ‘Eros cabalga’, de Ángel Loochkartt. Cortesía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *