Música

CANCIONES EN EL CAMINO

María Volonté & Kevin Carrel Footer

Por Elsa Aurora Nieto
Buenos Aires
Especial para Primera Plana

“Y yo no sé lo que es llegar
Pero en la ruta uno aprende a adivinar”
(El camino es mi casa / The road is my house)

Tango.
Un 2×4 que permite e invita a que otros géneros musicales lo abracen y bailen con él: lírico, electrónico, gótico, fado, blues… Cuánto más portuario sea, más reconocido en su origen es.
Como inevitable es que en la búsqueda de un deseo, vocación o destino, exista la pasión como motor y que los llamados ‘sacrificios’ sean la aventura hacia lo irrenunciable, así, ambos requieren expectativa amorosa.

Con ese espíritu, una joven María Volonté tomaba el tren que la traía desde su Ituzaingó natal hasta la Ciudad de Buenos Aires, buscando los sonidos y colores del tango.
Hoy es una cantante de reconocida trayectoria nacional e internacional (protagonista de la ópera María de Buenos Aires en Munich dirigida por Gerardo Gandini, ganadora del Premio Gardel como mejor cantante femenina de Tango en el 2004 y nominada al Grammy Latino), sin proponérselo resulta ser embajadora de nuestra música ciudadana en grandes escenarios e íntimos espacios.
MV: “Una no sabe muy bien de dónde salen las canciones: son una mezcla de circunstancias personales que nos pasan a todos. Siempre hice las cosas ‘bastante’ a mi manera, y aunque en nuestras versiones también se mete lo clásico, me he mezclado con artistas de otros géneros.”

Al norte, en Estados Unidos de América, un joven intrépido decidió atravesar su país de costa a costa, mochila al hombro, sumando anécdotas a su vida, buscando aprender con su armónica los ritmos del blues en Louisiana. Con el pasar de los años, Kevin Carrel Footer decidió instalarse en Argentina para redescubrirse en el tango, a través de su música y baile.
KCF: “Hace más de veinticinco años que resido en Buenos Aires y puedo decir que el tango se mete quieras o no en tu vida: está en el aire, en la vereda, en las radios… llega solo, sin forzar. Así ocurre con el blues también y la armónica fue el instrumento que me permitió tocar con amigos, me dio esa llave para conectar con la gente.”

Espíritus libres, viajeros constantes, creativos narradores de la existencia misma. Ellos propusieron en sus vidas y el tango posibilitó el encuentro con un proyecto que lleva diez años, plasmado inicialmente en la placa discográfica “9 vidas” conformada por La 9 Vidas Band; y ya en dúo, adquirió nueva forma con la producción discográfica del 2010: Blue Tango, con el cuál año tras año giran, muestran y se llenan de nuevas historias.
MV: “El tango y el blues son músicas muy hermanas, lo fuimos descubriendo jugando un poco. Para mí, el blues era de otro orden, pero fue evidente que están atravesados un poco por la misma marginalidad de origen: han sido en sus inicios música ‘non sancta’ con una carga sensual muy fuerte de vida vivida y con esa capacidad de celebrar y hacer arte sobre las pérdidas.
Luego, está también que cada artista encuentra la manera de relacionarse con sus dones y desarrollarlo como a cada uno le es dado y puede. Cuando armamos este proyecto, no pensábamos en que sonara blusero o tanguero, pero es innegable que la música en que nos formamos está allí.
Yo soy apasionada, dramática y con necesidad creativa de contar la propia historia, que va con la manera de ver la existencia del tango.”
KCF: “Nosotros estamos en nuestra propia búsqueda. Elegimos el camino de la no certidumbre, nos vamos descubriendo a través de canciones.
El tango y el blues es una propuesta distinta, original, es una expresión de este dúo.”
MV: “En mi caso la literatura, las letras, mi amor de hace muchos años por el cine y Kevin como escritor, periodista, videasta… nos permiten contar historias con imágenes de los viajes registradas en videos. Hacemos letra y música juntos; yo tengo un vínculo fuerte con la guitarra y él su libertad con la armónica. Queremos que lo creativo tenga ese momento de verdad y belleza.”
KCF: “Vivimos una vida de artistas desde el sentido en que la vida es generar cosas, es compartir, es crear el encuentro para la conexión. Eso nos inspira. Son diez años de Blue Tango… y esto recién empieza.”

Desde el 25 de junio de este año están en Europa con “The Desperate Embrace Tour” Blue Tango Project recorriendo Hungría, Rusia, España y Francia para cerrar el 17 de agosto en Provence.
Luego cruzarán el océano girando por USA con su camioneta que allí los espera, iniciando el 4 de septiembre en California y finalizando el 14 de septiembre en Washington.

Llevan letras que en su poesía reflejan vivencias que también son las nuestras. Música que desde la guitarra de María y la armónica de Kevin desgarran o alegran por igual, música que nos traspasa. Voces que en el recitar de Kevin nos interiorizan y en el cantar de María adquieren nuevas melodías y vuelos imaginarios “Yo sé, la vida es mudanza, ningún dolor es eterno / lo que marchitó el invierno, mañana será esperanza” (Beso azul).
Atravesados estamos con ellos por el tango y el blues.

“Vivir es empezar de nuevo
Morir y ver que no me muero
Saber que lo importante
No es llegar sino viajar.” (9 Vidas)

NR: Los textuales son de la entrevista realizada por la autora a los artistas en diciembre 2018 para NEO MAGAZINE radial.

Fotos: Kevin Carrel Footer

Videos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *